La “jugoterapia” previene el cáncer

Aunque no lo creas los jugos y las verduras ayudan a reducir los riesgos de cáncer. Conoce en este artículo los beneficios de la jugoterapia La jugo terapia  previene el cáncer

Modificar la dieta es imprescindible en el tratamiento del cáncer. Las dietas ricas en proteínas, grasas, azúcar y carne, deberían suprimirse y sustituirse por nutrientes naturales, presentes en las frutas y verduras. Este es el primer requisito para eliminar del cuerpo elementos tóxicos y también detener la producción de toxinas en el futuro.

El beta-caroteno tiene propiedades para prevenir el cáncer y también detener el avance ulterior de este trastorno. Frutas verdes, rojas y vegetales contienen  beta-caroteno en abundancia el  y en el cuerpo, se convierte en vitamina “A”. Toma un vaso de jugo de zanahoria, por lo menos una o dos veces al día, ya que es un escudo protector contra el cáncer. Consume diariamente col, col rizada, coliflor, nabos y jugo de brócoli capaces de excretar sustancias cancerígenas. Verduras picantes como el ajo, el jengibre y el chile tienen cualidades para luchar contra el cáncer. Los tumores en los senos pueden ser curados en gran medida mediante el uso de aceites de pescado.

El hierro, beta-caroteno, selenio, vitamina C, calcio, potasio y vitamina E; se pueden obtener fácilmente a partir de zumos de manzana, espinaca, pimiento verde, perejil, ajo, nabo, col, naranja, brócoli, zanahoria, además de otros nutrientes que ayudan a prevenir y curar el cáncer. Estos detienen una mayor propagación del tumor canceroso.

Los nutrientes, tales como zinc, hierro, vitamina B-6 de las verduras son todos ingredientes esenciales para proporcionar la inmunidad, proteger el hígado de las toxinas y el mal funcionamiento, promover la libre circulación en los intestinos y promover la eliminación de toxinas del organismo.

Alimentos para evitar el cáncer

Los pacientes con cáncer deben evitar, en la medida de lo posible, alimentos a ase de levadura, dulces, alimentos congelados y enlatados,azúcar refinada y, para el caso, incluso sacarosa y fructosa. Usar carnes con moderación, pollo, pescado, cacahuetes, productos lácteos (excepto yogurt o mantequilla,pero en cantidad limitada y moderada).

Frescos es mejor

Es importante señalar que cuando los expertos recomiendan jugos, no estamos hablando de los jugos envasados que se venden en los supermercados.

Los jugos envasados son pasteurizados, un proceso que consiste en calentar el jugo a muy altas temperaturas para maximizar la vida útil. Aunque la pasteurización es necesaria para evitar que se dañen, destruye muchas de las frágiles vitaminas y enzimas.

Para el máximo beneficio, bebe tu jugo inmediatamente después de hacerlo, dentro de media hora es lo mejor. Los jugos almacenados en el refrigerador, pierden su valor nutritivo con bastante rapidez. Tan pronto como una fruta o verdura se procesa en la licuadora, las enzimas naturales contenidas en el jugo de empiezan a destruir otros nutrientes. Debido a que las verduras contienen más enzimas que las frutas, los nutrientes se agotan más rápido.

El Instituto Nacional del Cáncer recomienda comer al menos cinco porciones de frutas y verduras al día.