Patatas: 6 Beneficios para la salud

Patatas-variadasTodas los patatas, incluso las dulces, son alimentos versátiles y muy saludables. Ayuda a combatir el cáncer, mantener el control de la diabetes y consiguir huesos más fuertes … pero eso no es todo! Conoce estos otros beneficios.

1. Las papas son ricas en antioxidantes

Los seguidores de las dietas bajas en carbohidratos las elminan de la dieta y, por supuesto que no son precisamente ideales recién salidas de una freidora, pero las patatas son ricas en nutrientes y antioxidantes de gran alcance, que combaten los radicales libres. El valor ORAC (es una medida de los antioxidantes totales por cada 100 gramos) de media patata al horno con piel, es 1.680, mientras que la de un camote al horno con piel es 766; en comparación las zanahorias tanto cocidas (317) como crudas (666) aportan mucho menos.

2. Las patatas ayudan a mantener la presión arterial bajo control

Los plátanos son conocidos por su potasio, un mineral que ayuda a controlar la presión arterial. Pero mientras que un plátano aporta sólo el 9% de la dosis diaria recomendada de este mineral, una patata horneada contiene el 20% (más de dos veces!) y el 12% en el caso de la patata dulce. Pero ten cuidado cómo la cocinas: pelar las patatas antes de hervirlas puede reducir el potasio en un 75% y la mejor manera de mantenerlo es cocinarlas con su piel.

3. Las patatas ayudan a inhibir el crecimiento de células cancerosas

Una patata dulce debe su color naranja al beta-caroteno: cuanto más oscuro es el color, mayor es el contenido. Como otros carotenoides, el beta-caroteno se transforma en un gen que estimula nuestras células a “comunicar”: las células normales, lo hacen naturalmente, pero las células cancerosase no se comunican con las restantes y actuan por su cuenta. Estudios llevados a cabo en el Centro de Investigación del Cáncer de las Islas de Hawai encontró que fomentar a las células a “hablar” permite a las células normales enviar señales de inhibición al crecimiento anormal. Los expertos recomiendan por lo menos una porción de cualquier vegetal de color naranja por día (una porción es ½ taza o 125 ml).

4. Las patatas ayudan a alimentar los huesos

Mantener la salud de los huesos requiere una compleja mezcla de nutrientes, pero un reciente estudio español encontró que el manganeso ayuda a prevenir la pérdida de hueso (en experimentos realizados en animales). Todos los patatas, incluso las dulces, son una buena fuente de este mineral: un camote al horno, de tamaño medio y con la cáscara, contiene 32% de las necesidades diarias; una patata regular, siempre al horno con su piel, aporta el 22%.

5. Las patatas ayudan a controlar el azúcar en la sangre

A pesar de su nombre, las batatas dulcen aumentan el nivel de azúcar en la sangre un 30% menos que las patatas normales. Esto sucede debido a su alto contenido de fibra soluble. Así que estas preocupado por las fluctuaciones en el nivel de azúcar en la sangre, opta por la variedad dulce en tu menú.

6. Las patatas mejorar el rendimiento de las enzimas

Tanto la patata regular como las patatas dulces son buenas fuentes de vitamina B6: una patata al horno mediana con la piel contiene un 47% y un 25% (respectivamente normal y dulce), de sus necesidades diarias. La vitamina B6 es esencial para más de 100 reacciones enzimáticas que, entre otras funciones, son fundamentales en la creación de glóbulos rojos y de ciertas sustancias químicas en el sistema nervioso.