Vitamina A: ¿para qué sirve y qué provoca su carencia?

avitaminLa vitamina A es sintetizada por el cuerpo humano a partir de ciertas sustancias alimenticias pigmentadas, tales como el beta-caroteno, pero no sólo. Veamos qué es y cómo saber cuando falta.

La vitamina A se asocia a menudo con la estética, es útil para preservar la belleza y la juventud de la piel y estimular el bronceado. Esto es por que esta sustancia tiene funciones que refuerzan la epidermis y las membranas mucosas, previenen y alivian los problemas comunes de la piel como el acné, decoloración y fragilidad, además de retardar el proceso de envejecimiento.

La acción protectora y anti-envejecimiento de la vitamina A, beneficia también a la vista y al aparato musculo-esquelético. Las necesidades de esta importante vitamina pueden saciarse principalmente a través de una dieta equilibrada .

La vitamina A se encuentra en los alimentos en dos formas. La encontramos como precursor en los carotenoides, antioxidantes pigmentados que a nivel digestivo se “transforman” en vitamina A. Esel caso del beta-caroteno contenido en frutas y verduras de color naranja o amarillo, como duraznos, nísperos, albaricoques, melones melón, calabazas, caquis y zanahorias.

Otra forma en la que encontramos esta vitamina y está disponible de inmediato, se llama retinol, una sustancia presente en los alimentos, especialmente las grasas de origen animal como los huevos y el aceite de pescado.

La vitamina A también es crucial para el desarrollo y la salud de la vista, especialmente la retina del ojo, para el crecimiento de los huesos y dientes en la infancia y para la prevención de la osteoporosis, desempeña un papel crucial en la función ovárica y testicular, ayudando a proteger el aparato reproductivo masculino y femenino.

Una deficiencia de esta vitamina es rara, porque la encontramos disponible en muchos alimentos; su carencia se manifiesta por síntomas tales como:

– Piel apagada, seca y propensa a manchas o acné

– Caída del cabello, seco y quebradizo, que se rompen al peinarlo

– Propensión a la caries

– Aftas y estomatitis bucal recurrentes

– En los hombres, disfunción sexual, disminución de la producción de esperma

– En las mujeres, irregularidades menstruales, pérdida de la libido

– Ojos secos, propensos a la conjuntivitis, pérdida de visión, especialmente en la noche

– Vulnerabilidad a las infecciones, resfriados frecuentes e infecciones del oído
Los alimentos que más vitamina A contienen, ya sea en forma de retinol o de carotenoides son:

Aceite de hígado de bacalao
Huevos
Hígado y despojos de bovino
Mantequilla
Anguilas
Zanahorias
Albaricoques
Rúcula
Albahaca
Chiles secos picantes
Tomates
Calabaza amarilla
Mango
Espinacas
Atún fresco
Perejil
Caqui
Quesos frescos y semi maduros

La vitamina A es una molécula soluble en grasa, por lo que se alimina asociada a alimentos con grasas poliinsaturadas, tales como el aceite de oliva.