Apio, antirreumático y depurativo del riñón y el hígado

celeryLa abundancia de minerales presentes en el apio, lo convierten en un excelente drenante del hígado, los riñones y el tracto respiratorio.

El apio, nativo de Europa y Asia Oriental y perteneciente a la familia de las umbelíferas, fue cultivado desde la época de los griegos y romanos y utilizado por sus propiedades para la salud.

Poco conocido actualmente desde una perspectiva curativa, el apio es muy rico en elementos como:

– Vitaminas A, B 1, B2, C, PP,
– minerales, sobre todo potasio, hierro, manganeso, fósforo,
– aceites esenciales,
– flavonoides,
– asparagina,
– colina

Gracias a la presencia de colina, el apio ayuda a regular el metabolismo de las grasas y equilibrar el sistema nervioso.

La abundancia de minerales lo convierten en un excelente drenante del hígado, los riñones y el sistema respiratorio.

El apio también ayuda a mantener el equilibrio ácido-básico de la sangre, para un bienestar seguro de todo el organismo.

El apio es muy útil para la salud debido a que:

– Estimula las glándulas suprarrenales, en caso de insuficiencia, estimulando la producción de adrenalina
– Es un gran remineralizante
– Antirreumático
– Protector del hígado
– Diurético
– Ayuda en las afecciones pulmonares
– Depurativo
– Drenante
– Digestivo
Cómo utilizar el apio para obtener un beneficio completo:

– Crudo en vinagretas o ensaladas, limpia el tracto urinario

– En decocción o infusión de las hojas y raíces, como un diurético, depurativo, digestivo.

– Como jugo, como una cura para la osteoartritis, ½ taza de jugo por día durante 2 ó 3 semanas

– Como jugo, depurativo de la sangre

– En forma de decocción para tratar la tos

– Como infusión de semillas para la falta de apetito y los gases intestinales, 15 gr. de semillas en 1 litro de agua hirviendo durante 15 minutos

– El jugo de las hojas como diurético y para los trastornos renales

Así como el perejil, el apio en forma de extracto, también está contraindicado en las mujeres embarazadas.

Un “tentempié” rápido y sabroso para hacer con el apio:

Tome las partes más tiernas de un apio quite los filamentos, lave muy bien y seque.

Coloque en un bol 3 cucharadas de queso cottage (de ovejas o vaca) y mezcle bien con salvia picadas, ralladura de limón y pimienta rosa; al final si se desea, puede añadir una pizca de cúrcuma.

Rellene los tronquitos de apio con la mezcla de queso.
Una bebida refrescante y remineralizante es el jugo de apio con jugo de zanahoria y jugo de limón.