¿Los alimentos orgánicos son mejores?

organic-foodsSe escucha cada vez más a menudo, hablar de alimentos biológicos, naturales y orgánicos. ¿Pero es realmente mejor para usted y su familia la comida orgánica? Sabe si de verdad hay una diferencia sustancial entre los alimentos orgánicos y los convencionales, o es sólo un montón de “cháchara” sin respaldo científico?

Investigadores de la Universidad de Stanford han publicado recientemente un estudio que arroja dudas sobre los beneficios nutricionales de los productos orgánicos. La investigación ha demostrado que no existen diferencias nutricionales sustanciales entre los productos orgánicos y los productos frescos convencionales tales como frutas, verduras y carne.

Por cuanto la certificación de un producto orgánico varíe, frutas y verduras orgánicas se cultivan normalmente sin el uso de pesticidas o fertilizantes. La carne orgánica y los productos derivados de animales tales como huevos, proceden de ganado que no recibió tratamientos con antibióticos de forma rutinaria; muchos establecimientos de ganadería ecológica, también suministran forraje orgánico, y pastorean sus animales al aire libre.

La mayoría de la gente compra productos orgánicos por diferentes razones. Una encuesta de 2010 reveló que el 76% de los estadounidenses comprar orgánico porque cree que “es más saludable”; 53% compran orgánico para evitar los pesticidas y toxinas”, 51% debido a que los productos ecológicos son más nutritivos”, y finalmente un 49% lo utiliza y consume porque cree que los cultivos y la agricultura ecológica son respetuosos de la tierra y el medio ambiente en general.

¿Cuáles son principales hechos detrás del estudio?

Los investigadores identificaron y clasificaron 237 investigaciones comparativas diferentes, correlacionando los alimentos orgánicos y los convencionales, para obtener resultados estadísticos y, por tanto, hacer una tabla condensada de los descubrimientos.

Los científicos concluyeron que las frutas y vegetales etiquetados como orgánicos no tenían, en promedio, nada que envidiar a la convencional; no eran, por tanto, más nutritivos. Esto significa que los alimentos orgánicos no contienen dosis adicionales de vitaminas tales como C, E y A; ni minerales como calcio, hierro, magnesio, ni proteínas en grandes cantidades. A excepción del fósforo.

Los estudiosos descubrieron en los alimentos orgánicos (incluyendo zanahorias, apio, maíz, ciruelas, cebollas y patatas) -comparados con los convencionales-, altos niveles de fósforo, probablemente porque, y este fue el descubrimiento adicional de los investigadores, los productos no orgánicos “tienen un 30% más de posibilidades de ser contaminados por pesticidas y otros productos químicos, en comparación con los productos orgánicos“.

En cuanto a la carne orgánica, los investigadores concluyeron que no había diferencias con respecto a la posible contaminación de bacterias y agentes patógenos. Sin embargo, ya que muchas carnes convencionales proceden de animales que han sido tratados con antibióticos, algunos estudios han revelado cepas de bacterias resistentes a los antibióticos, en altos niveles, en la carne convencional.

El estudio concluye que, si bien el aporte nutricional es similar, por diversas razones lo orgánico es mejor. Estos son algunos otros motivos:

Dosis menores de pesticidas y toxinas: Los plaguicidas son productos químicos que la industria desparrama en nuestras frutas y verduras convencionales; sustancias que a menudo son difíciles de eliminar, sobre todo en aquellos frutos con piel muy fina y delicada, como frambuesas, arándanos o cerezas.

Impacto ambiental: Las granjas orgánicas son definitivamente más sustentables que las tradicionales. Son menores las cantidades de plaguicidas que se liberan en el medio ambiente, la tierra, el agua y el aire. Los pesticidas pueden contaminar los recursos de agua subterránea de agua que fluye debajo de la tierra y llega a los grifos! Puede matar a la fauna de ríos, lagos y mares. Las granjas orgánicas también consumen menos energía, menos gases escapan a la atmósfera y producen menos residuos; por lo tanto, protegen el medio ambiente!

El gusto es mejor: Muchas personas creen que los productos orgánicos tienen un mejor sabor que los alimentos convencionales. La encuesta de 2010, puso de manifiesto que hasta un 45% de los encuestados que dijeron que compran orgánico, lo hacen porque “la comida sabe mejor”.