Dile adiós a la barriga (II)

Los sí y los no a la hora de elegir los alimentos que favorecerán la deseada “panza chata”. Dile adiós a la barriga (II) Alimentos que hinchan
No se trata de una lista de “prohibidos” pero si de un conjunto de alimentos que hay que consumir de manera adecuada, en cantidad y forma, para que no fermenten en el estómago, no favorezcan la retención de líquidos ni la acumulación de grasa en la zona abdominal.

- Las bebidas carbonatadas (con gas) contribuyen a hinchar el vientre. Si no puedes renunciar a ellas, prueba a eliminar parte del gas agitándolas con una cuchara.
- Jugos sintéticos: todos los que tengan mucha concentración de azúcar. El azúcar aumenta el nivel de grasa abdominal.
- Todo lo que tenga cafeína: té común, café, mate.
- Bebidas con edulcorantes: de acuerdo a cada organismo muchas veces también contribuyen a la inflamación abdominal. Aquí hay que prestar atención a las aguas saborizadas sin azúcar. Tanto el gas como los edulcorantes pueden inflamar.
- El alcohol: debido a su alto contenido calórico, genera un aumento de peso y por ende del abdomen. Además produce distensión abdominal (ejemplo: la cerveza).
- Leche entera y otros productos lácteos, como queso, helados de leche y comidas procesadas con lactosa, si el médico detecta mala absorción a este azúcar se deben buscar alternativas.
- Legumbres (porotos, lentejas, garbanzos, etc.): su gran cantidad de fibra así como de polisacáridos difíciles de digerir, son los causantes de la fermentación bacteriana que ocasiona hinchazón abdominal. Para solucionarlo, lo ideal es dejarlas 24 horas en remojo, luego cocinarlas muy bien, y si desea facilitar aun más la digestión, se pueden procesar.
- Coles: repollo, coliflor y brócoli, al igual que las legumbres, poseen rafinosa, un polisacárido difícil de digerir que fermenta en el intestino por acción bacteriana y produce fuerte olor debido a los compuestos sulfurados, así como al gas metano generado en el intestino. Esto sumado a la cantidad de fibra que poseen, es lo que genera hinchazón abdominal. Para evitarlo, es ideal procesarlos bien, consumir estos vegetales con moderación y combinarlos con otros alimentos que reduzcan su efecto en el organismo.
- Gomas de mascar: al masticar el chicle, ingresa aire en cantidades notables al organismo y es esto lo que puede provocar hinchazón abdominal.
- Alimentos ricos en grasas: al enlentecer la digestión, facilitan la fermentación de los alimentos ingresados al cuerpo, lo cual genera hinchazón. Por eso, mejor limitar la ingesta de grandes cantidades de grasas para reducir molestias y cuidar, al mismo tiempo, la salud.
- Frutas con piel: lo mejor es comerlas peladas y sin semillas.
- Verduras de hoja verde crudas.

Alimentos que deshinchan
Por su efecto diurético, porque son de fácil digestión y no aportan muchas calorías, son los recomendados para reducir la circunferencia abdominal.

- Yogur: contiene bacterias que ayudan a equilibrar la flora del intestino. Especialmente el que trae Acti-Regularis, es un producto que además consta de un fermento exclusivo y específico, y una fibra alimentaria que ayudan a combatir la distensión abdominal.
- Frutas y verduras ricas en potasio: este mineral es un potente diurético que ayuda a deshinchar. Entre las verduras más ricas en potasio se encuentran: zanahorias, berro, cebolla, espinaca, pepino, berro, apio. Y frutas como ananás, naranja, arándanos, banana, pera, durazno.
- Palta: es suavizante, desinflamante y protectora de la mucosa gástrica.
- Ajo: se trata de un antibiótico natural que permite el re-equilibrio de la flora intestinal y tiene actividad anti-inflamatoria. A pesar de que inicialmente puede provocar gases debido a su contenido de sustancias sulfuradas, estas sirven para eliminar sustancias toxicas.
- Alfalfa: contiene enzimas que mejoran los procesos digestivos y combaten las fermentaciones responsables de las distensiones abdominales.
- Avena: aporta fibra soluble y es protectora y normalizadora del transito intestinal. Es recomendable consumirla en copos.
- Hortalizas crudas: Bien masticadas estimulan los procesos digestivos ya que contienen fibra y enzimas. Si no se toleran así, se pueden licuar.
- Manzanas: Contienen fibra y taninos que desinflaman la mucosa digestiva.
- Membrillo: Antiinflamatorio de la mucosa gástrica. Se recomienda utilizarlo cocido o en forma de puré.
- Papaya: Contiene papaína, una enzima necesaria para la digestión de las proteínas.
- Piña: Contiene bromelina, enzima que facilita la digestión de las proteínas.
- Agua: la ingesta de este líquido no aporta calorías y nos ayuda a eliminar toxinas. Al mejoran la constipación hace que el paciente este menos hinchado. Se recomienda siempre tomar al menos dos litros de agua distribuidos equitativamente a lo largo del día.
-Infusiones desinflamantes: como el té de manzanilla, de cedrón o de tilo.

Añadir un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Blue Captcha Image Refrescar

*