Alimentos y nutrientes para los cardíacos

Consejos para la dieta de los enfermos cardiovasculares, que deben mantenerla por toda la vida, teniendo en cuenta el riesgo de este tipo de enfermedad. Alimentos y nutrientes para los cardíacos

Los enfermos cardíacos requieren introducir una serie de modificaciones en sus hábitos alimenticios, con el fin de mantener alejados los factores de riesgo de esta condición de salud. Además de otro tipo de costumbres que deberá asumir de forma más continua, como la práctica de alguna rutina de ejercicio físico, será importante revisar casi todos los hábitos y costumbres de vida.

Será fundamental elaborar un plan de alimentos muy detallado, ojala incluyendo varios menús por días y por semanas, con el fin de garantizar que en cuanto a la alimentación, la situación se encuentra bajo control. Es claro en el caso de este tipo de enfermos, que una parte de su cuidado está bajo la responsabilidad del cuerpo médico que lo acompaña, le hace los controles permanentes y le receta los medicamentos apropiados para sus particulares condiciones.

Pero otra parte muy importante es responsabilidad completa del propio paciente y de su familia, quienes deben asegurar las modificaciones en los hábitos de vida y en la alimentación. Además de limitar el consumo de grasas saturadas y aumentar los de ácidos grasos omega 3, la dieta de los cardíacos debe aumentar el consumo de fibra y proteínas vegetales para reducir el riesgo de sufrir una alteración cardiovascular.

Aquí veremos algunos alimentos que ayudan a elevar el consumo de estos nutrientes necesarios en la dieta de los cardíacos para mejorar la salud de sus corazones.

De la soja se ha dicho de todo, pero lo que nadie le puede negar es su impresionante aporte en la disminución de los niveles del colesterol malo, por lo que a simple vista se puede afirmar que el consumo de productos derivados de la soja le ayudarán a llevar una dieta que esté basada en bajo consumo de grasas saturadas.

De preferencia, elija alimentos que contengan vitamina B6 y B12, ya que se ha comprobado que estas vitaminas son poderosamente efectivas para reducir los niveles de un aminoácido de nombre homocisteína, del que se afirma hace poco que es uno de los factores que ayudan a generar problemas cardiovasculares. Aun cuando lo ideal sería obtener las vitaminas de manera natural, también se recomienda tomar suplementos multivitamínicos, de acuerdo a la prescripción médica.

El consumo de aceites vegetales o productos elaborados con aceites vegetales, también pueden ser aconsejables a la hora de eliminar o reducir de manera significativa el colesterol malo, que es el mayor peligro para los cardíacos.

En cuanto al consumo de bebidas alcohólicas lo recomendado es hacerlo de forma moderada; al vino tinto se le ha reconocido su excelente labor como antioxidante que ayuda a reducir los niveles de colesterol en la sangre, pero le reiteramos: hágalo de forma moderada.

Añadir un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Blue Captcha Image Refrescar

*