Adelgazar

Densidad calórica: clave para perder peso

Bajar de peso es algo con lo que todos soñamos, para lograrlo debemos conocer algunas técnicas en cuanto a las calorías que consumimos y las dietas que hacemos. La densidad calórica juega un papel importante. Sigue leyendo y conocerás más de ella.

Un ensayo clínico de un año realizado por investigadores demuestra que las dietas se centran en los alimentos que son de baja densidad calórica y pueden promover la sana pérdida de peso, mientras que ayuda a las personas para controlar el hambre.

La densidad de calorías (o densidad de energía) de un alimento es una medición de las calorías promedio por peso (gramo) de ese alimento. Los alimentos que son ricos en agua y bajos en grasa, como frutas, verduras, sopa, carne magra, baja en grasa y productos lácteos, son de baja densidad calórica y proporcionan pocas calorías por bocado. Estos alimentos incluyen verduras, frutas y granos enteros.

La combinación de estos alimentos con alta densidad de calorías los alimentos como la pasta o la carne puede reducir la densidad total de calorías de una comida por lo que es más saludable.

El factor más grande en la determinación de la densidad de calorías es el contenido de agua de un alimento. El agua aumenta el volumen de un alimento sin agregar calorías. La densidad calórica de los alimentos influye en el consumo de hambre, la saciedad y la comida. Al comer alimentos con una densidad baja en calorías, te sentirás lleno, pero has comido menos calorías.

Según una investigación reciente de la búsqueda de seleccionar alimentos que sean bajos en calorías, ayuda a bajar de peso, sin los mensajes restrictivos de otras dietas para bajar de peso

Los investigadores compararon los efectos de dos dietas: una reducción en la grasa, el otro alto en alimentos ricos en agua, así como la reducción de la grasa en 71 obesos mujeres de 22 a 60 años. Los participantes fueron enseñados por los dietistas para tomar las decisiones adecuadas de alimentos para una dieta baja densidad calórica, pero a diferencia de la mayoría de las dietas, no se asignaron los límites diarios de calorías.

Al final de un año, las mujeres en ambos grupos mostraron pérdida de peso significativa así como una disminución en la densidad de calorías de sus dietas. Sin embargo, las mujeres que agregan agua a los alimentos ricos en sus dietas perdieron más peso durante los primeros seis meses del estudio, que aquellos que sólo redujeron la grasa en sus dietas, el total fue de 19,6 libras en comparación con 14.7 libras. La pérdida de peso se mantuvo así por los sujetos en ambos grupos durante los segundos seis meses del estudio.

Datos registrados por las mujeres mostraron que aquellos que incluyen los alimentos más ricos en agua comieron un 25% en peso y sentían menos hambre que aquellos que siguieron la dieta baja en grasas. Elegir alimentos que sean bajos en densidad de calorías ayuda a controlar el hambre y es una estrategia sana para perder peso a largo plazo

Es por ello, que debes buscar alimentos que son altos en calorías y que están sin refinar, además de estar lo más cercano a su forma natural como sea posible (la forma en que salió de la tierra).

Fibrosos carbohidratos y verduras como la lechuga, espárragos, pepino y brócoli tienen densidades muy bajas en calorías porque su cuerpo no puede absorber el contenido calórico de la fibra. Eso hace que las verduras sean una excelente opción cuando se quiere perder grasa corporal. Antes de las competiciones, los culturistas suelen reducir o eliminar los azúcares simples ricos en calorías y los almidones de sus dietas, para sustituirlos por carbohidratos fibrosos. La baja densidad calórica de la mayoría de los vegetales es la misma razón que no les ayuda a ganar peso.

El cálculo de la densidad de calorías

Cálculo es muy fácil. Basta con dividir el peso total en gramos, onzas, o lo que sea, por la cantidad de calorías y luego se multiplica por 100. Por ejemplo, en 40 gramos de harina de avena Quaker, hay 150 calorías. Esto se suma a una densidad calórica de aproximadamente el 27%. Cuanto más bajo sea el porcentaje, mayor es la densidad calórica. También puedes dividir el total de calorías por el peso y determinar cuántas calorías por gramo hay.

 

Más noticias sobre Adelgazar

Tags: eliminar grasa corporal, reducir kilos

No hay comentarios.

Dejar un comentario
Connect with Facebook
Nombre (requerido)
eMail (no será publicado) (requerido)
Web (ejem: http://www.canalnutricion.com)